Ser de Atlanta no es para cualquiera

Un equipo que tiene historia, que tiene mas años de primera que en las categorías de ascenso pero que lamentablemente cayo en el 79 a las categorías de ascenso y su hinchada a pesar de volver un año en el 84 comenzó a padecer sin sabores de no poder recuperar ese pasado glorioso de primera,
Tuvimos una quiebra en el medio no podíamos jugar nos decían que teníamos que vender la cancha e irnos de barrió pero eso es para funebreros no para bohemios entonces hicimos de tripa corazón y cedimos la sede para seguir jugando en Villa crespo y no perder todo, no fue fácil peleamos contra un guru económico que nos quería convencer que teníamos que irnos a Celina y no movió un pelo cuando nos clausuraban la cancha para no dejarnos jugar en casa es mas tiraba para atras el proyecto de cancha de cemento de las sub comisiones.
Se fue y creía que nos ibamos a hundir solos, pero el pueblo bohemio esos que nunca abandonan al club salimos a flote seguimos viviendo como seguirá viviendo siempre nuestro club aunque nos de mas sinsabores que alegrias, y fuimos por el resurgimiento con cancha clausurada logramos hacer las cabeceras y recogimos el guante de Ludovico Nizardo que decia igualdad ante la ley porque a Racing le devolvieron la sede de villa del parque, entonces otra vez el pueblo bohemio que nunca abandona salio a la calle corto las vias, marcho por corrientes, hizo manifestaciones en J B juso y Corrientes, en caninng y Corrientes, marcho a la legislatura y recupero la sede.
Sin que nadie le regale nada a fuerza de su gente la levanto ya que estaba destruida y logro que la gente del barrió se acerque a su club.
Atlanta es un club de fútbol y su gente vive y respira para eso, todo hincha de Atlanta sueña y lucha por volver a primera y lo seguirá haciendo hasta que deje este mundo y a pesar de los reveses futbolisticos, venimos de sufrir un golpe tremendo ya que estábamos todos ilusionados de ganarle a Flandria, tal vez el equipo no fue en lo futbolistico lo que todos pretendíamos en el juego y hasta no contagiaba pero nos llevo a la final y todos soñábamos porque no era imposible porque si teníamos una buena tarde soñábamos con jugar con Chacarita, con Argentinos, Con ferro y estábamos a un paso de primera.
Como hinchas de Atlanta bohemios y soñadores estaba el sueño bien palpable, pero otra vez como desde el 79 otro golpazo, con 20000 bohemios en la tribuna, chicos y gente que volvia, un bajon tremendo.
Por eso ser de Atlanta no es para cualquiera porque los hinchas de Atlanta nos vamos a secar las lagrimas vamos a putear hsta mas no poder, nos vamos a comer esta amargura, bancandonos las cargadas y cuando empiece el próximo campeonato estaremos presentes mirando a nuestro equipo y soñando volver a primera.

Carlos Szpigiel